Que es el Marketing Sensorial?


Recientemente asistí al primer congreso desarrollado por los alumnos de último año de la licenciatura en Mercadeo Internacional de la Universidad de El Salvador en la ciudad de Santa Ana el cual era denominado:

On marketing, Conectando Tendencias.

Uno de los temas fue el marketing sensorial impartido por el Dr.Antonio Berdugo en el cual hacia énfasis en generar sensaciones en las personas ya que hoy en día ya no es el simple hecho de vender sino mas bien se trata de generar la venta a través de lograr captar la atención de las personas por medio del manejo de sensaciones y de este modo crear experiencias en la vida de las personas.

Es bien interesante como podemos analizar que a través de los olores, colores, texturas podemos llegar a tener un lugar en la mente de las personas un simple olor puede llevar a transportar a las personas a otro mundo recordar y de ese modo volver a vivir experiencias pasadas y que bueno es hacerlo con una empresa que la persona identifique y vive una experiencia cada vez que se acerca a la empresa y eso también sea un punto a favor por ser recordado en cada oportunidad que el cliente experimenta esa sensación.

Los clientes son muy perceptibles y se rigen de acuerdo a emociones y sensaciones ya que buscan satisfacción relacionada con lo que los productos o servicios le hacen sentir es por ello que cuando se habla de el poder de lo sensorial el precio queda en cierto grado fuera pues si el cliente se siente bien tiene la emoción y la satisfacción que espera: LO PAGA.

Espero les guste saludos.
Benjamín Mejía.

¿Las cosas van a estar bien? OK Cola en el mercado.


Cuando pensamos en Coca Cola nos imaginamos éxito y marketing o campañas de publicidad exitosas o incluso el oso polar de Coca Cola pero casi nunca nos ponemos a pensar en los productos que de este compañía no tuvieron la aceptación del mercado.

En esta oportunidad les quiero contar de OK Soda una bebida lanzada y creada por The Coca Cola Company en el año de 1993 y la cual no tuvo la aceptación que se creyó en un principio. Según la historia este producto fue lanzado ara poder captar el tan ansiado cambiante y demandante mercado de la generación X y parte de la generación Y cuya filosofía estaba enfocada en como su lema lo decía: “las cosas van a estar bien” o como se creía en ese entonces: “yo estoy bien, tu estas bien.”
Lo sorprendente es que como bien mencionaba este refresco fue introducido en 1993 pero fue retirado a penas en 1995 por no tener la aceptación que se deseaba.

¿Que habrá sucedido?
Primero este refresco fue puesto en el mercado solo para un grupo selecto ya que fue distribuido solo en algunos estados de Estados Unidos pues iba a estar a prueba para ver la aceptación que esta tenia y tenía un diseño bastante sencillo que jugaba con un gris rojo y negro e inicialmente se lanzaron cuatro diseños de latas.
Esta bebida a mi punto de vista y según lo que he investigado no le apostaba tanto a su sabor sino mas bien a un tipo de cultura o a un sentimiento pero lastimosamente no tuvo el acogimiento en el mercado como se esperaba.
De acuerdo a Naomi Klein en su libro No Logo esta marca creó un indie falso y creyó que podría conquistar el mercado de la Generaciones antes mencionadas. Realmente es muy curioso poder analizar este caso pues a pesar de estar diseñada para ese tipo de mercado quizá un error fue creer que se pensaba como el mercado sin ver en realidad como era que el producto estaba siendo concebido y he ahí por lo cual termino siendo sacado del mercado a tan escaso tiempo de haber aparecido.

Como se puede apreciar no solo nos debemos dejar llevar por las corrientes porque a pesar que en la investigación que se hizo antes de lanzar esta bebida OK era la palabra más conocida a nivel mundial el crear un producto con ese nombre no era precisamente lo indicado y además aun hoy en día muchas personas ni saben que en algún momento OK cola existió en el mercado.

Más información también puede ser encontrada en wikipedia como información más detallada acerca de esta bebida que tuvo muy mala suerte en el mercado.

Saludos.
Benjamín Mejía.